Ribó y PSOE en 8 meses sólo han ejecutado el 15,8 % de las inversiones, pero han recaudado ya 289 millones de euros de impuestos

Ribó y PSOE en 8 meses sólo han ejecutado el 15,8 % de las inversiones, pero han recaudado ya 289 millones de euros de impuestos
  • De los 226,4 millones presupuestados en el capítulo de inversiones sólo han ejecutado 35,8 millones de euros

 

  • “El Gobierno del Rialto cada vez presupuesta más pero ejecuta menos por la incapaz en la gestión y deja a los barrios de la ciudad sin las necesarias inversiones”, explicó Paula  Llobet

 

El Gobierno de Ribó y PSOE en 8 meses sólo han sido capaces de ejecutar el 15,8% de las inversiones previstas para 2021. Son 3,5 puntos menos que el año pasado en este mismo periodo de 2020. El Capítulo 6 de inversiones para 2021 dispone de 226,4 millones de euros, de los cuales, se han ejecutado en estos ocho meses, a fecha 31 de agosto de 2021, un total de 35,8 millones de euros.

“El Gobierno del Rialto cada vez presupuesta más pero siempre lo hace mal pues cada vez ejecuta menos, por la incapacidad demostrada en la gestión y la pocas ganas de trabajar del alcalde y su equipo de Gobierno. Esto deja cada año a los barrios de la ciudad sin las necesarias inversiones”, explicó Paula  Llobet.

“Este patético nivel de ejecución de las inversiones contrasta con el afán recaudatorio del Gobierno de Ribó y PSOE que en plenos años de crisis por la pandemia es cuando más recaudan por impuestos y tasas municipales por la subida aprobada en 2019 y que se mantiene este año 2021”, señaló la edil Popular.

A fecha 31 de agosto, el Gobierno de Ribó y PSOE han recaudado 289 millones de euros de impuestos y tasas de los bolsillos de las familias de la ciudad y todo un sector económico que ha visto crecer los pagos en dos años cuando se les han desplomado los ingresos. El sablazo fiscal aprobado por Ribó y PSOE ya comienza a tener consecuencias, mientras se desploman las inversiones y aumenta el número de altos cargos del Gobierno de Ribó y PSOE para colocar a militantes y simpatizantes de las dos formaciones en el Gobierno, PSOE y Compromís.

Por todo ello, desde el PP se va a seguir insistiendo en la necesidad de reducir la presión fiscal a las familias valencianas en 2022, pues al final todo el dinero que no se ejecuta acaba en los bancos cuando debería estar en los bolsillos de las familias y en aquellos comercios, hosteleros y ocio, y empresas que generen empleo.

La concejala del Grupo Popular, Paula Llobet, ha señalado que “estamos en una situación económica de crisis donde las inversiones de las administraciones públicas son fundamentales para generar actividad económica y empleo, pero en Valencia se hace justo lo contrario, no se invierte lo previsto, ni de lejos, y se pierden las oportunidades que ha de generar la actividad pública”.

A su juicio, “vamos de mal en peor cada año, a pesar de los graves efectos económicos y de empleo de la pandemia” y exige al gobierno local “más diligencia, más celeridad, más acierto y más eficacia”. Pasan los años, y el porcentaje de la ejecución de la inversión, se reduce en la misma proporción que las ganas de trabajar de Ribó y su equipo.”