La sentencia sobre el despido de la trabajadora de la EMT desmonta el castillo de naipes de Ribó y el PSPV para eludir la responsabilidad del robo

La sentencia sobre el despido de la trabajadora de la EMT desmonta el castillo de naipes de Ribó y el PSPV para eludir la responsabilidad del robo

 

  • La sentencia declara “improcedente” el despido de la trabajadora y obliga a la EMT a readmitirla o a pagarle 199.000€. La empresa tiene cinco días para recurrir. Una decisión que Catalá considera inadecuada “porque el fallo judicial es muy claro y el recurso podría acabar por generar nuevos costes judiciales”.

 

  • Pide que se convoque un consejo de administración urgente antes de que pasen los cinco días para recurrir y los consejeros del PP no puedan pronunciarse y valorar la sentencia.

 

  • Reclama la dimisión de Grezzi por la falta diligencia para gestionar el dinero público. “Ribó no puede seguir tapando esta nefasta gestión y tiene que destituir a Grezzi de sus responsabilidades en el Ayuntamiento”.

 

  • Pide que se reabra la comisión de investigación del robo que “se cerró de un carpetazo rápido y mal por parte del PSOE”. “Nos han estafado 4 millones y hay que dirimir responsabilidades”

 

  • Recuerda que a la trabajadora se le despidió de inmediato tras el robo sin escucharla y abrirle expediente, todo para eludir responsabilidades políticas, “lo que vaticinaba que el despido podía ser improcedente como finalmente ha sucedido”.

 

VALENCIA, 20-01-2021 –  La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha valorado hoy en una comparecencia ante los medios de comunicación la sentencia que condena a la EMT a readmitir, o indemnizar con 199.000 euros, a la trabajadora despedida como consecuencia del robo de 4 millones de euros que se produjo en la compañía entre el 3 y el 20 septiembre de 2019.

Catalá ha señalado que “el alcalde Ribó y su concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, con el silencio cómplice de sus socios de gobierno del PSPV, utilizaron  a la trabajadora despedida en cabeza de turco de la estafa para no asumir ni una sola responsabilidad política. Ahora, este castillo de naipes que montaron para eludir la responsabilidad política se les desmorona”.

 La sentencia, ha argumentado, “supone un nuevo palo económico a la EMT, que ya ha asumido el agujero de los 4 millones y los gastos en abogados que no han servido para nada”

Catalá ha calificado de horrible el último año vivido en la EMT. “Ha sido un año horrible en el que han tenido que tapar el agujero económico del robo de 4 millones; en el que han pagado por extinguir la relación de asesoramiento jurídico con un bufete vinculado al cuñado de Ribó;  en el que han tenido que recurrir a un préstamo para pagar las nóminas de los trabajadores con el aval del Ayuntamiento; y en el que se le han incendiado 20 autobuses; a lo que ahora se suma los casi 200.000 € de indemnización por el despido improcedente”.

La portavoz popular ha lamentado la imagen que está dando de Valencia el gobierno de Compromís y PSPV con su gestión. “Ha quedado demostrado que esta ciudad les viene grande. Eran buenos en la pancarta y en el activismos, pero no son buenos gestores.” “Hemos hecho el ridículo internacional con la candidatura a Capital Europea de la Innovación; hemos sido noticia por la organización de una cabalgata irresponsable en uno de los peores días de la pandemia; el Palau de la Música lleva más de un año y medio cerrado y nos roban 5.000 euros; no se han dado respuesta a la gente que duerme en la calle con una ola de frío, ha lamentado Catalá.

 “La EMT no puede seguir en manos de alguien que ha acreditado su falta de diligencia para gestionar el dinero público, Ribó no puede esconderse más y ha de cesar al señor Grezzi”, ha concluido Catalá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escucha el archivo de audio de esta entrada.