La Agencia de Protección de Datos investiga el documental de la EMT en la que se grabó sin permiso a militantes del PP

La Agencia de Protección de Datos investiga el documental de la EMT en la que se grabó sin permiso a militantes del PP

El pasado sábado 29 de febrero, concejales, asesores, militantes y simpatizantes del Partido Popular (PP) fuimos convocados a las 11:30 horas en la plaza de Los Pinazo de Valencia para recoger firmas en contra de la modificación de líneas de EMT, que el gobierno municipal del Ayuntamiento va a llevar adelante a partir del 23 de marzo, y que supondrá una reducción del 75% de las plazas de este transporte público que llegan al centro de la ciudad.

La convocatoria se hizo a través de las Redes Sociales y por canales de WhatsApp, pero no se envió a los medios de comunicación

Al llegar al punto de la convocatoria, donde se instaló un carpa y un punto de recogida de firmas, autorizado por el Ayuntamiento, estaban esperándonos un cámara y un técnico de sonido de la productora Barret Film, quienes empezaron a grabar imágenes y sonido, a través de un micro de percha (mirar foto), de las conversaciones que tenían los concejales, asesores y militantes del PP con las personas que se acercaban a carpa y con los transeúntes interesados en firmar en contra de las medidas de la EMT.

Las grabaciones de imágenes y audio de las conversaciones se produjeron sin autorización previa de las personas firmantes y de las personas del PP que recogían las firmas.

Cuando los responsables de prensa del PP de Valencia preguntamos al personal de Barret Film quién les había contratado para hacer las grabaciones, nos respondieron que su cliente era la Empresa Municipal de Transportes (EMT) S.A.U, y que tenían el encargo de grabar imágenes y sonido de las personas que firmaban la petición del PP de paralización de la modificación de líneas.

A continuación, les advertimos que no podían grabar las conversaciones (audio) de la gente sin contar previamente con su autorización, pero no atendieron nuestras peticiones y continuaron grabando durante más de una hora.

Nos dijeron que las grabaciones las pagaba la EMT y que tenían que entregarle a la empresa pública los brutos de imágenes y audios, aunque ellos desconocían qué utilidad iban a darles. (Nos dijeron que pensaban que la EMT les había hecho el encargo porque querían documentar todo el proceso de cambio de líneas y las peatonalizaciones de las plazas de la Reina y Ayuntamiento, pero no fueron capaces de informarnos del uso final que la empresa iba a darle a las grabaciones.)