El corte de la calle de la Paz colpasará el centro

El corte de la calle de la Paz colpasará el centro

 

  • El desvío de todo el tránsito rodado de la calle de la Paz hacia Poeta Querol colapsará el Centro y ahogará a los comercios.

 

  • El Mercado Central se verá perjudicado de nuevo con otro corte de accesibilidad directa, dónde más de 5000 vehículos diarios podían acceder desde esa parte de la ciudad.

 

  • Los usuarios de la EMT se verán gravemente perjudicados por la modificación de los itinerarios y por el tráfico. Por la calle de la Paz pasan en torno a 100 autobuses a la hora.

 

El concejal del Grupo Popular, Alberto Mendoza, ha calificado de “idea radical y aldeana” la medida anunciada hoy por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, en relación a las próximas actuaciones en la Plaza de la Reina. “El cierre total al tráfico en la calle de la Paz a la altura de Poeta Querol, generará un nuevo caos circulatorio en el centro de la ciudad,” ha declarado.

Mendoza ha indicado que “este es otro ataque frontal a los usuarios de vehículo privado, que se van a ver obligados a dejar de utilizarlo debido a la imposición del Alcalde, así como a los comerciantes de la zona y como siempre a los vendedores y clientes del Mercado Central”

El edil popular ha argumentado que “de nuevo es el Mercado Central uno de los principales afectados con el corte de tráfico de San Vicente hacia Mª Cristina. Las ventas seguirán reduciéndose, como viene sucediendo desde el mandato del gobierno tripartito, debido a la imposibilidad de llegar desde esta zona”

Mendoza ha apuntado que “además pone como excusa la necesidad de un corte total de tráfico para volver a improvisar una nueva peatonalización en este caso nada menos que en la Plaza del Ayuntamiento, dónde esta actuación debería ser muy bien programada y consensuada”

Para finalizar Alberto Mendoza ha indicado que “este nuevo despropósito urdido por el alcalde para ejecutar su particular idea de movilidad suponen un golpe mortal para los comerciantes del centro y para el Mercado Central y una barrera infranqueable a la movilidad de vecinos, trabajadores, comerciales y usuarios de las líneas de transporte”