Catalá: “Ninguna ciudad europea se plantearía reducir el 75% del transporte público que llega al centro de la ciudad”

Catalá: “Ninguna ciudad europea se plantearía reducir el 75% del transporte público que llega al centro de la ciudad”

 

  • Las alternativas a la peatonalización del PP mantienen las líneas de EMT hasta el centro, eliminan los trasbordos, disponen de más espacio peatonal y la calle Colón se mantiene como en la actualidad

 

  • Las propuestas del PP mantienen la línea 5 de la EMT, que tiene en la actualidad más de 1,3 millones de viajeros

 

  • El PP propone pavimento inteligente con sensores y que sea anticontaminante que detecta temperatura, lluvia, presión, paso y concentración de personas…

 

  • Los populares reclaman la paralización del proyecto de Grezzi, que se ha realizado desde el diálogo y el consenso con los afectados, no desde la imposición.

 

  • El Grupo Municipal Popular pedirá en el pleno que cualquier propuesta cuente con los informes técnicos de Policía Local, Bomberos y Emergencias

 

Valencia, 25-02-2020.- El Grupo Municipal Popular ha presentado hoy sus propuestas de mejora al plan de peatonalización de las plazas del Ayuntamiento y Reina previsto por el Gobierno de Ribó.  La portavoz del PP, María José Catalá, ha denunciado que el plan previsto por Grezzi supone eliminar el 75% de las plazas de transporte público del centro de la ciudad y “esto ninguna ciudad europea se lo plantearía”.

Las alternativas lanzadas hoy por los populares tienen como objetivo mantener el transporte público por el centro evitando absurdos trasbordos, que la calle Colón no se toque, mantiene la línea 5 de la EMT y  gana espacio para el peatón.

Catalá ha asegurado que “no queremos un centro chapucero sino digno de la tercera capital de España, no aceptamos que el proyecto para las principales plazas sea de pinta y colorea, de maceteros y bolardos. Donde además, prevé una reducción del 75% de las plazas de la EMT que lleguen al centro”.   Por ello, en el pleno del jueves el PP plantea paralizar el proyecto y realizar un proyecto ya definitivo donde se estudien mejoras con comerciantes, vecinos y usuarios de la EMT.

 Dos alternativas

Los populares han presentado dos alternativas a la peatonalización propuesta por Grezzi, una de ellas prevé cambiar el sentido de la calle San Vicente con la que se gana más zona peatonal en la plaza del Ayuntamiento, mientras la otra la mantiene. Ambas permiten que se mantengan los actuales recorridos de la EMT y que no se saque a 32 millones viajeros de las plazas de Ayuntamiento y Reina.

Los populares lanzan estas propuestas, que han llegado tras hablar con especialistas y ciudadanos, para que se puedan estudiar. “Con estas propuestas queremos transmitir al equipo de Gobierno que desde la oposición queremos trabajar por mejorar la imagen del centro de nuestra ciudad. Pero les pido que vayan en serio, pero hagamos un buen proyecto, pero no queremos un centro chapucero”.

 Ambas alternativas del PP son una apuesta sería por el peatón y el usuario de la EMT, teniendo en cuenta que el 46% de los desplazamientos en la ciudad de Valencia son andando, debemos garantizar la accesibilidad, movilidad y seguridad del peatón. No podemos realizar un plan que penalice al usuario de la EMT.

 Reducción del 75% de plazas de la EMT al centro

Actualmente la oferta de servicio de transporte público que da la EMT en el centro de la ciudad es de una media de 50,2 autobuses en hora punta, lo que equivale a más de 5.000 plazas ofertadas cada hora. Tales cifras corresponden al conjunto de la oferta ofrecida por las líneas 4, 8, 9,11,16, 28, 70 y 71 que dan servicio a la plaza de la Reina y del Ayuntamiento, teniendo en cuenta las frecuencias de paso que figuran en la información de la EMT.

“En caso de que se pusiera en marcha la propuesta de la EMT de los 50,2 autobuses por hora se pasaría a tan sólo 15, y las 5.000 plazas a tan poco más de 1.500. Esto es, se suprimen 3.500 plazas ofertadas a los ciudadanos, lo que supone una reducción del servicio del 70%-75%. Si ahora por el tramo de la calle San Vicente comprendido entre las dos plazas citadas circula un autobús cada 1,2 minutos, tras el 23 de marzo pasaría tan sólo cada 4 minutos, una frecuencia muy lejana de la que ofrece el transporte público de cualquier otra ciudad de Europa en su centro”, explicó Catalá.

 

Pero la disminución real es aún mucho mayor ya que lo que se trata de vender como una nueva línea (la C1) implica la supresión de la línea 5. Sumando a la oferta anterior la línea 5, la oferta de plazas total en la actualidad sería de 5.600 plazas por hora, cifra que tras la reforma propuesta quedaría en tan sólo 1.500. Esto es: realmente la disminución de plazas ofertadas es del 75%. “Una cifra que es difícil de comparar con cualquier restricción de un servicio público en las últimas décadas en Europa”.

Un plan Grezzi que penaliza al usuario de la EMT

Catalá ha recordado que el Plan diseñado por Grezzi no es una apuesta por el transporte público de calidad, más bien al contrario y recuerda que “los trasbordos no es una solución”. Con las propuestas de Grezzi “se alejan hasta 15 líneas de la EMT, con más de 32 millones de viajeros, del centro de la ciudad, y obliga a los usuarios de las líneas afectadas a tener que andar o hacer un transbordo hasta donde hoy llegaban con el autobús”.

 Con el plan de Grezzi se recortan 11,5 kilómetros de servicio transporte público y que afecta a 89.000 viajeros al día. Se penaliza al usuario de la EMT que ahora tendrá que realizar mayores desplazamientos a pie para llegar a los destinos que ahora llega en el autobús, con las consiguientes pérdidas de tiempo en cubrir estos nuevos desplazamientos.

Con las propuestas del PP estas líneas seguirán teniendo paradas en el centro, se mantienen las mismas rutas  “los viajeros podrán seguir llegando como hasta ahora a la plaza del Ayuntamiento o la Reina o sus cercanías sin necesidad de realizar trasbordos de autobús o tener que desplazarse andando para ir a las paradas con el plan de Grezzi alejan al viajero del centro”.

Las restricciones a la movilidad que pretenden poner en marcha el alcalde Joan Ribó y el PSPV van a provocar que más de 32millones de viajeros de la EMT (32.434.051) se verán afectados por los recortes y desvíos delas líneas que llegan al centro de la ciudad.

La modificación de líneas de la EMT afectará al menos a 15 líneas de la  EMT, en concreto las números 72, 71, 70, 67, 62, 28, 26, 19, 16, 13, 11, 10, 9, 8 y4, que verán modificados de forma considerable sus actuales recorridos, al suprimirse de sus itinerarios las paradas  que hasta la fecha realizaban en la plaza la Reina o en la plaza del  Ayuntamiento.

La ciudad no debe considerarse banco de pruebas caprichoso para la movilidad y la accesibilidad de los valencianos y las valencianas”, explicó Catalá.

Mejores soluciones para el pavimento

Catalá ha pedido a la concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, que deje la política de “pinta y colorea” y que no pierda tiempo con el color del pavimento de la plaza y busque pavimentos que aporten a mejorar la plaza. El PP propone también diferentes soluciones al pavimento de las plazas.  Entre las opciones se propone colocación en la plaza del Ayuntamiento y en la Reina de baldosas inteligente con sensores como el que tiene la Puerta del Sol que detecta temperatura, lluvia, presión, paso de personas…

Además este tipo de baldosa da acceso al WIFI y acumula energía para la iluminación de la plaza. Y colocación de pavimento anticontaminante.  Este tipo de propuesta para la plaza del Ayuntamiento permitiría conocer las personas que se concentran en las mascletas o producir energía para iluminar la plaza.

Cada baldosa está compuesta por materiales reciclados y pueden ser reutilizados en un 80%. Son resistentes al agua y demás inclemencias del tiempo. Su durabilidad está estimada para un periodo de 5 años. El 5% de la energía generada se destina a iluminar la propia baldosa. La energía obtenida puede acumularse o reconducirse en múltiples aplicaciones: alumbrado, iluminación de señales, zonas WIFI…

 No tocar Colón

“La calle Colón no puede verse afectada de nuevo por otra reordenación caótica. No podemos olvidar su fuerte papel de polo comercial ni que forma parte de la ronda interior de la ciudad, fundamental para la movilidad y accesibilidad de los valencianos”, señaló Catalá, y por ello en la propuesta Popular la calle Colón no se toca.

“No podemos trasladar el tráfico de Colón a otras calles como la calle Sorni o las transversales a la propia calle Colón incrementando de forma desmesurada el tráfico de dichas vías que se encuentran en un plan de protección patrimonial como es el Plan de Protección del Pla del Remei que supondrá una merma en la calidad de vida de los vecinos de este barrio con mayor contaminación acústica y ambiental.

 

Escucha el archivo de audio de esta entrada.