Catalá: “Es ridículo que para salvar al sector económico Ribó y el PSPV sólo reduzcan el 0,68% de los más de 465 millones que recaudan”

Catalá: “Es ridículo que para salvar al sector económico Ribó y el PSPV sólo reduzcan el 0,68% de los más de 465 millones que recaudan”

 

  • Catalá exige una bajada de impuestos y tasas municipales “real y no rácana y ridícula” como la anunciada hoy por el gobierno del Ayuntamiento “para luchar contra la sangría de la subida del paro en Valencia”

 

  • La reducción de las tasas municipales anunciada hasta ahora supondrá una merma en la recaudación de tan sólo 3,1 millones de euros, cuando la subida de impuestos y tasas refrendada en el presupuesto del Ayuntamiento para 2021 eleva el sablazo fiscal de Ribó y el PSPV hasta los 30 millones.

 

  • La portavoz del PP lamenta “la racanería de Ribó y el PSPV” para bajar la tasa de alcantarillado, cuando en 2020 aplicaron una subida del 100%, que ha supuesto que el Ayuntamiento recaude por este concepto el doble que en 2019, pasando de 12 a los 24 millones.

 

  • Reitera que Ribó y los socialistas deberían ser más sensible ante la situación actual de paralización de la actividad económica y bajar de vedad la presión fiscal que soportan los valencianos. “No es suficiente con pequeños parches como el anunciado hoy, es urgente que se revierta toda la subida de impuestos y tasas que se mantiene en el presupuesto de 2021”

 

  • El PP propuso en la comisión de Hacienda del mes de abril que se paralizara la subida de la tasa de alcantarillado, que incluye el recibo del agua, y que mientras durara el estado de alarma, la parte variable o tarifa de consumo de esta tasa, se fijara en lo mínimo que marca la ley.

 

 Valencia, 13-01-2021 La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha considerado que la reducción de la tasa de alcantarillado “llega tarde y es insuficiente”, porque tal y como ha recordado,  “esta pequeña bajada se produce  tras haber consumado el sablazo fiscal en 2020, que ha supuesto un incremento de 30 millones más de recaudación para el Ayuntamiento que han salido del bolsillo de los valencianos”.

El Ayuntamiento de Valencia recauda al año por impuestos y tasa 465,6 millones de euros mientras que la reducción de las tasas municipales anunciada hasta ahora supondrá una merma en la recaudación de tan sólo 3,1 millones de euros, cuando la subida de impuestos y tasas refrendada en el presupuesto del Ayuntamiento para 2021 eleva el sablazo fiscal de Ribó y el PSPV hasta los 30 millones.

En concreto, los 3,1 millones salen de la reducción de la tasa de mesas y sillas para seis meses (1M€), la bajada de la tasa de mercados (175.000€), la bajada de la tasa de quioscos (20.250€, y ahora la tasa de alcantarillado (2M€). En total, 3.195.250€, lo que supone el 0,68% de los más de 465 millones que pagan los valencianos de impuestos y tasas al Ayuntamiento.

 

Por otro lado, Catalá ha recordado que como portavoz de los populares en el Ayuntamiento ya pidió en la comisión de Hacienda del mes de abril que se paralizara la subida de la tasa de alcantarillado, que incluye el recibo del agua, y que mientras durara el estado de alarma, la parte variable o tarifa de consumo de esta tasa, se fijara en lo mínimo que marca la ley.

El Ayuntamiento, con la subida aprobada por Compromis y PSPV, está recaudando el doble por este concepto pasando de 12 a los 24 millones de euros para el año 2020. Hay que tener en cuenta que esta tasa se compone de una parte fija –tarifa de servicio- y otra parte variable –tarifa de consumo- (ambas han aumentado este año).

De esta manera, ha explicado Catala, la propuesta que el PP planteó a la comisión de Hacienda “consistía en reducir al mínimo posible la parte variable, la que depende del consumo, por lo que debería aplicarse la parte que viene determinada en el Bloque 1: 0,279 €/m3, de los 4 bloques que hay”.

 Además, el PP proponía  instar a la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (EMTRE) a que en la ciudad de Valencia, y durante el periodo de tiempo que dure el estado de alarma, se exonere del pago de la Tasa por el servicio metropolitano de tratamiento y eliminación de residuos urbanos (TAMER) a aquellos sujetos pasivos dedicados a la actividad económica, que se haya visto perjudicados debido a la crisis económica generada por el Covid-19.