Programa experimental para la escolarización en centros públicos de niños de 2 a 3 años.

MOCIÓN DEL GRUPO POPULAR
PLENO DE OCTUBRE DE 2015

Programa experimental para  la escolarización en centros públicos de niños de 2 a 3 años.
El pasado 13 de octubre entraron en funcionamiento las nuevas aulas creadas por el Consell en el marco de su programa experimental para la escolarización en centros públicos de niños y niñas de 2 a 3 años.

Esta decisión, que ha sido recibida con fuertes dudas en diferentes sectores de la comunidad educativa, puede suponer la “defunción” de las más de 600 escuelas infantiles que prestan este servicio en la Comunitat, de las que 190 lo hacen en la ciudad de Valencia, y con ello la pérdida de más de 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Una medida implantada de forma improvisada y sin consensuarla con el sector educativo, cuestionada también desde el punto de vista pedagógico, de la que se desconocen los criterios seguidos para la elección de los centros piloto y que carece de una previsión de costes para su implantación en el presente curso, así como también para una posible ampliación en los próximos cursos.

Pero sobre todo, se trata de una medida que no responde a una falta de aulas o de plazas en la ciudad, más bien al contrario. De hecho, Valencia dispone de una excelente red de escuelas infantiles caracterizada por la calidad de sus instalaciones, el carácter innovador de sus proyectos educativos y la profesionalidad y vocación de los profesionales que en ellas trabajan. Una excelencia en la prestación de este servicio fundamental que es consecuencia de las fuertes inversiones llevadas a cabo en los últimos años por sus titulares para adaptar estos centros a la normativa valenciana aprobada en 2009 (Decreto 2/2009, de 9 de enero, del Consell, por el que se establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los centros que impartan el Primer Ciclo de la Educación Infantil en la Comunidad Valenciana), una de las más exigentes y garantistas del conjunto de normas autonómicas que regulan el Primer Ciclo de la Educación Infantil.

Es también una red de Escuelas Infantiles amplia y variada, con más de 600 centros privados que prestan este servicio en la Comunidad, de los que 190 están en la ciudad de Valencia. Lo que se traduce en una oferta próxima a las familias, con centros de Educación infantil presentes en todos y cada uno de los barrios de la ciudad, cercanos al domicilio familiar o laboral de los padres, al colegio de los hermanos mayores o al lugar de la ciudad que mejor se ajuste a sus necesidades o preferencias.

Siendo cierto todo lo anterior, lo que no parece responsable es lanzarse a abrir nuevas aulas públicas cuando la realidad es que existen plazas libres en la práctica totalidad de las Escuelas Infantiles de la ciudad; de hecho, en Valencia más del 30% del total de plazas que ofertan los Centros de Educación Infantil, en cualquier barrio de la ciudad, están sin ocupar. Porcentajes que se repiten o incluso se superan en muchos municipios de la Comunidad Valenciana.

Una realidad que pone de manifiesto la difícil situación en que se encuentra el sector, con escaso margen de resistencia cuando todavía está recuperándose de las fuertes inversiones realizadas en los últimos años. En esta difícil coyuntura, parece obvio que cualquier trasvase de alumnado a las aulas públicas es un duro golpe para la viabilidad presente y futura de estos centros, con el riesgo de la pérdida de más de 5.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, de los que cerca de 2.000 están en la ciudad de Valencia.

Desde el Partido Popular apostamos porque la actual red de escuelas infantiles, tanto privadas como también municipales, siga prestando este servicio de calidad a tantas y tantas familias valencianas, como lo viene haciendo con éxito indudable durante años. En lugar de destinar recursos públicos a la creación de más aulas, lo que tiene que hacer este Ayuntamiento, y también la Generalitat, es reforzar e incrementar las ayudas a las familias; y en mayor medida a las que menos recursos tienen, así como a las familias numerosas, a las monoparentales, cuando existan discapacidades o situaciones de maltrato y violencia doméstica, para que puedan acceder por igual a esta excelente, amplia, próxima y plural oferta de plazas de Educación infantil existente en la ciudad de Valencia.

Sólo así estaremos garantizando y haciendo efectivo, además, el derecho de cualquier familia a elegir libremente el centro de educación infantil que prefiere para sus hijos. El Ayuntamiento de Valencia dispone de una herramienta fundamental para ello, consolidada en el tiempo y de gran aceptación entre las familias valencianas: el Cheque Escolar, una ayuda para la escolarización infantil, implantada y mantenida por los Gobiernos municipales del Partido Popular, que es referente en toda España.

Gracias en buena medida a las medidas de ajuste adoptadas por el anterior Gobierno municipal del Partido Popular durante los años de crisis económica, el Ayuntamiento de Valencia va a disponer en el próximo presupuesto para 2016 de mayores recursos económicos. Pues bien, ahora que existe disponibilidad presupuestaria, en cuantía más que considerable, fijemos como prioridad municipal el garantizar a cualquier familia el acceso a la actual oferta de plazas de educación infantil de primer ciclo, y en especial de 2 a 3 años, duplicando la partida presupuestaria destinada al Cheque Escolar hasta alcanzar este curso 2015/2016 los 6.000.000 €.

Y en tanto se aprueba y entra en vigor el Presupuesto para 2016, lo que tiene que hacer el Gobierno municipal es agotar el gasto aprobado este año para el Cheque Escolar, destinando los más de 500.000 € no gastados a la concesión del máximo número posible de Cheques Escolares.

Este incremento del presupuesto municipal para el Cheque Escolar debe complementarse en la ciudad de Valencia e ir acompañado de un acuerdo entre la Generalitat Valenciana y las Escuelas Infantiles privadas y municipales para establecer convenios de colaboración (conciertos o bonos infantiles) que permitan, utilizando sus centros, garantizar la escolarización gratuita de los niños de 2 a 3 años, sin provocar el cierre de los centros privados, ni el despido de trabajadores valencianos.

Se trata de una fórmula que no precisa de grandes inversiones por parte de la Generalitat en la construcción de nuevas aulas complementarias en los colegios, lo que reduce costes y permite una implantación prácticamente inmediata, garantizando así que esta medida llegue a todas las familias valencianas por igual.

Desde el Grupo Municipal Popular consideramos que, ante este nuevo escenario, es imprescindible rectificar el modelo planteado por el Consell, costoso, lento e injusto, y plantear uno más económico, de implantación prácticamente inmediata y respetuoso con las empresas y trabajadores del sector.

Por todo cuanto antecede, los concejales que suscriben proponen la siguiente:

PROPUESTA DE ACUERDO

Primero.- Aumentar el número de Cheques Escolares inicialmente concedidos en el presente curso escolar 2015/2016 hasta agotar el gasto aprobado, a fin de llegar en la concesión al mayor número posible de solicitantes que este curso se han quedado sin Cheque.

Segundo.- Incrementar la partida destinada al Cheque Escolar en el próximo Presupuesto municipal para 2016 en 3.000.000 €, hasta llegar a la cantidad total de 6.000.000 €, con el doble objetivo de incrementar su importe para quienes menos recursos tienen y de conceder el Cheque a más familias valencianas.

Tercero.- Instar al Consell a que se reúna, dialogue y busque un acuerdo con las Escuelas Infantiles privadas y municipales de la ciudad, así como del resto de la Comunitat, para establecer convenios de colaboración que permitan a la Generalitat, a través de estos centros y de forma complementaria al Cheque Escolar en la ciudad, ofrecer al menor coste, con la mayor rapidez posible y para todos los valencianos por igual la escolarización gratuita para los niños de 2 a 3 años.

Cuarto.- Instar al Consell a que anule la ORDEN 7/2015, de 17 de septiembre, de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, por la que se regulan las bases que han de regir la implantación de un proyecto experimental de incorporación del nivel educativo de 2 a 3 años en determinados colegios de Educación Infantil y Primaria de titularidad de la Generalitat.

Quinto.- Instar al Consell a que elabore un mapa escolar de 0 a 3 años tras efectuar un estudio de necesidades en la ciudad de Valencia que detecte la insuficiencia de puestos.

ALFONSO NOVO BELENGUER

CRISTÓBAL GRAU MUÑOZ